En mayo de 2017, Bermudas autorizó los casamientos de personas del mismo sexo pero ahora surgió la Ley de Uniones Domésticas que deja sin efecto esa posibilidad, extendiéndose incluso a barcos de bandera.

P&O, Princess Cruises y Cunard son parte de las navieras que han dejado de ofrecerle a sus clientes la posibilidad de celebrar una boda gay en altamar como consecuencia del cambio de legislación en el territorio británico de ultramar que pertenece a la comunidad del Caribe que anula la validez del matrimonio igualitario. De ahora en adelante, para no defraudar a todos los viajeros que soñaban con sellar su amor en un crucero con bandera de Bermudas, ofrecerán la opción de llevar a cabo ceremonias de compromiso.

Según se informó, la flamante normativa – que el Senado aprobó a fines de 2017 – admite uniones de parejas homosexuales y les reconoce ciertos derechos, aunque ha quitado el marco legal para los casamientos. Sí seguirán siendo legítimos los enlaces gay ya celebrados en la región.

A nivel turístico hay quienes aseguran que esta medida repercutirá de manera negativa en la zona ya que muchos enamorados llegaban en crucero a la ciudad de Hamilton para unirse en matrimonio. Además, la marcha atrás con una ley que significó un logro para la comunidad homosexual en su conjunto hace que Bermudas ya no sea considerado como un destino gay friendly. Cabe recordar que los dichos discriminatorios y los prejuicios también han motivado repudios hacia Kenia, un país donde se censura y se le quitan derechos a la población LGTB.

Si bien una consulta no vinculante permitió establecer que el 69 por ciento de los habitantes de Bermudas que emitieron su voto rechaza las bodas de personas del mismo género, desde el punto de vista de mucha otra gente, este panorama constituye un retroceso y no da espacio a derechos constitucionales que habían sido correctamente otorgados. A lo largo de estos meses, de acuerdo a las estadísticas dadas a conocer en los últimos días, varios homosexuales lograron cumplir su sueño de casarse, mientras que cuatro parejas gay, hasta el 25 de enero, consiguieron tener una boda emocionante e inolvidable en barcos con bandera de Bermudas.