El País Vasco y Polonia hace tiempo que están posicionándose en diversas votaciones como grandes destinos turísticos para disfrutar este año.

En el marco del evento The Urbanism Awards 2018 que se celebró en noviembre pasado en Londres, la asociación internacional The Academy of Urbanism distinguió a Bilbao como la Mejor Ciudad Europea 2018. La decisión opacó, por ejemplo, a Liubliana y a Viena, ya que a la hora de votar se tuvieron en cuenta la sostenibilidad de las tres ciudades, su entorno natural, la calidad de vida de sus habitantes, los servicios públicos y las infraestructuras, entre otras variables.

Si por ese entonces para las autoridades de Bilbao era un orgullo el reconocimiento, la satisfacción se multiplicó al conocerse los resultados de Trendiest Destinations in Europe. Best Places to Travel in 2018.

Aunque el Ayuntamiento de Bilbao y la Diputación Foral de Vizcaya intentaron sumar respaldo a través de las redes sociales, en esta competencia triunfó la localidad polaca de Breslavia. Gracias a los casi cuarenta mil votos recibidos hasta el pasado 8 de febrero, de todas formas, el País Vasco logró el segundo puesto, superando a la comuna francesa de Colmar. A juzgar por este panorama, actualmente hay más estímulo mundial para viajar a Bilbao y maravillarse con sus atractivos culturales, gastronómicos, históricos y naturales que para organizar un tour que incluya urbes como París, Edimburgo, Bohinj, Milán o Riga, que también tienen sus encantos pero no han salido favorecidas en esta ocasión.

Claro que, más allá de posar la atención en los primeros puestos de diferentes rankings, a la hora de planificar las próximas vacaciones también sirve averiguar qué otros rincones del mundo fueron parte los listados. Unos porque tal vez ya visitaron Bilbao o Breslavia en alguna ocasión y otros para diferenciarse frente a las preferencias de las mayorías, seguramente deseen analizar opciones para llegar a Croacia y maravillarse con la Isla de Hvar, trasladarse a suelo griego para explorar Atenas o volar hasta Hungría para apreciar de cerca las bondades de Budapest, por enumerar algunas de las alternativas que se desprenden de las series de destinos más recomendables.