Por razones de seguridad, muchos hoteles están modificando sus políticas de privacidad para que los empleados ingresen a las habitaciones, al menos, una vez por día.

La masacre que tuvo lugar en octubre de 2017 en Las Vegas cuando un hombre, desde una habitación situada en el piso 32 de un afamado hotel, abrió fuego contra una multitud impulsó a numerosos establecimientos hoteleros a revisar, y a cambiar, los criterios de seguridad y privacidad tanto de clientes como del personal.

En este marco, a fines del año pasado comenzó a trascender que, para 2018, Walt Disney reemplazaría en sus alojamientos los típicos carteles de “No Molestar” por un aviso de “Habitación Ocupada”, el cual hace saber que en el lugar hay alguien pero no impiden el ingreso de los empleados de la empresa. Para evitar malos entendidos y momentos incómodos, según trascendió, al reservar un cuarto los huéspedes serán notificados sobre esta decisión de acceder diariamente a la habitación no solamente con el fin de limpiar y realizar tareas de mantenimiento sino también para garantizar la seguridad de todos aquellos que estén en el inmueble.

Esta medida, de acuerdo a la prensa, ya fue adoptada en tres hoteles ubicados en Orlando (el Contemporary, el Grand Floridian Resort y el Polynesian) y se espera su pronta aplicación en otros recintos de Walt Disney World Resort. Sin embargo, los portavoces de Disney, al menos hasta el momento, evitaron admitir oficialmente que estos cambios apuntan a minimizar las chances de que vuelva a ocurrir un incidente similar al que tuvo a Las Vegas como escenario de un accionar sangriento y premeditado.

En coincidencia con esta reforma, la cadena Hilton hizo saber que autorizará el ingreso de personal a las habitaciones en caso de que los huéspedes mantengan cerrado el lugar por más de veinticuatro horas por tener el “derecho” de confirmar el estado de cada cuarto y comprobar visualmente que todo esté en orden.

Un lapso de doce horas de privacidad dentro de la habitación, en tanto, empezará a tolerar como máximo la firma Wynn Resorts: pasado ese periodo, los empleados de la empresa estarán autorizados a verificar qué ocurre.