Atención aquellos que realizan viajes de negocios o son amantes del turismo aventura: desde marzo se podrá salir de Aeroparque rumbo a Comodoro en aviones de Andes Líneas Aéreas.

Para unir Buenos Aires con Chubut no solamente a través de la pintoresca Puerto Madryn, desde el próximo 5 de marzo la empresa Andes Líneas Aéreas comenzará a comercializar pasajes para volar de lunes a viernes desde el aeroparque porteño hasta Comodoro Rivadavia.

Según se informó, las salidas se harán minutos después de las once de la mañana, arribando a destino en menos de tres horas. El retorno, en tanto, está programado para las 14.30, llegando a Buenos Aires antes de las 17.

El precio de este servicio, de acuerdo a datos que han ido trascendiendo, rondará los 2.500 pesos incluyendo ida y vuelta.

Cabe destacar que al establecer los horarios para esta nueva alternativa se tuvieron en cuenta las salidas hacia otros destinos argentinos para que aquellos que lo deseen o necesiten puedan realizar combinaciones con comodidad. Al respecto, es interesante recordar que por la tarde, por ejemplo, hay un vuelo hacia Salta, mientras que a la noche salen aeronaves que tienen como destinos a Tucumán y a Jujuy.

Asimismo, si la idea de los pasajeros es llegar a Buenos Aires desde el interior del país para salir desde allí a Comodoro Rivadavia, hay a disposición opciones desde Mendoza, Córdoba, Salta, Jujuy y Tucumán.

En el caso de querer llegar a alguna de las provincias y ciudades mencionadas líneas arriba, consultar previamente el blog de Foster Viajes es fundamental para estar al tanto de lugares y atractivos imperdibles de cada zona.

En territorio jujeño, una provincia que Nat Geo ubicó en segundo lugar al detallar los mejores destinos del mundo para 2018, hay pueblos ideales para los aficionados a la historia y a la cultura, mientras que en relación a Salta aparecen recomendaciones sobre qué sitios visitar y referencias sobre Tastil. También hay datos útiles e información interesante sobre Córdoba, Tucumán y Mendoza, por mencionar otros de los rincones argentinos que valen la pena recorrer, al menos, una vez en la vida.