La empresa estadounidense anunció planes a largo plazo que incluyen la incorporación de más de treinta embarcaciones que, como ya es tradición, tendrán padrinos famosos.

El objetivo de la naviera norteamericana Norwegian Cruise Line es tener en funcionamiento 32 unidades antes de 2025. En este marco, los desafíos corporativos giran en torno al incremento de la tripulación y a la ampliación de itinerarios y salidas a fin de ofrecer más y mejores experiencias de viaje a precios competitivos para seguir creciendo y consolidándose en el sector de cruceros.

El holding, según trascendió, lleva a cabo una estrategia comercial focalizada en la idea de “Feel Free” para que toda clase de cliente, más allá del perfil o la edad que posea, pueda hallar alternativas de ocio, gastronomía y entretenimiento capaces de satisfacer sus expectativas.

Por estos días, mientras aprovechan el primer mes del año para vender tours a quienes eligen enero para salir de vacaciones complementando así las ventas de diciembre por las Fiestas, los impulsores de esta compañía aguardan con expectativas la presentación oficial de un barco nuevo. Mientras que en febrero de 2014 se convocó a Pitbull para la ceremonia de lanzamiento del Norwegian Getaway y meses después el artista fue el padrino del Norwegian Escape (la enorme embarcación destinada a operar durante todo el año en Miami), a fines de mayo próximo será el presentador Elvis Durán quien apadrine al Norwegian Bliss ayudando a romper, como se estila hacer, una botella de champán contra el casco de esta nueva unidad.

Esta flamante embarcación, de acuerdo a la información dada a conocer recientemente, se inaugurará en el hemisferio norte con travesías de siete días de duración por Alaska y, desde noviembre, tendrá a Miami como punto de origen de circuitos que se dirigirán al Caribe Oriental.

Con esta novedad, la flota de Norwegian, que ya atesora al Norwegian Gem, al Epic, al Dawn, al Breakaway, al Spirit, al Star, al Sun y al Pearl por enumerar otras opciones, continúa nutriéndose para poder superar con éxito el desafío de tener más de treinta integrantes de acá a siete años como máximo.