Si te gusta viajar con tus mascotas, en esta nota vas a encontrar datos de interés que te servirán a la hora de organizar una travesía por territorio argentino junto a tus compañeros de cuatro patas.

Más allá de la gran cantidad de establecimientos y empresas que van adoptando un espíritu pet friendly (en India, por ejemplo, funciona un lujoso hotel para perros) para promover y facilitar la convivencia entre humanos y mascotas, para trasladar gatos y perros de manera segura dentro de la superficie argentina hay que cumplir ciertas reglas y tomar múltiples recaudos.

Para los viajes, la documentación sanitaria es imprescindible, sobre todo si la idea es desplazarte por vía aérea junto a tus mascotas, ya que las aerolíneas exigen un certificado de salud que confirme, por ejemplo, que el ejemplar – que no debe tener un peso superior a los nueve kilogramos, por lo general – está desparasitado y vacunado. Claro que, independientemente del transporte elegido, todo animal debe estar sano y con el plan de vacunación al día para minimizar los riesgos y poder hacerle frente, eventualmente, a cualquier inconveniente que surja durante las vacaciones.

Si, por razones de discapacidad, un perro te asiste para que tus desplazamientos sean seguros, tu guía podrá permanecer a tus pies mientras dure el trayecto, siempre que posea el arnés adecuado y un bozal.

De llegar desde el exterior con un gato o un perro, en tanto, tendrás que mostrar un pasaporte felino o canino (según corresponda) expedido por la nación de origen o un certificado veterinario internacional (CVI), el cual es válido por sesenta días desde la fecha en que ha sido formulado.

Cabe resaltar que los documentos originales no pueden ser retenidos por las autoridades, por eso es importante que tengas fotocopias para entregar cuando así te lo soliciten.

Las correas, el pretal o collar y las placas identificatorias también tienen que acompañar de manera permanente a los canes o felinos: dejar que camine o corra libremente por un lugar que no conoce y donde seguramente hay otros animales solo aumentará la chance de extravío. Mejor, por lo tanto, tener a las mascotas siempre bajo control para reducir las posibilidades de accidentes, robos o pérdidas.

Por último, una mención a la alimentación: aunque estén a cientos de kilómetros del hogar, la comida para perros y gatos debe ser igual a la que consumen en la vida cotidiana. Modificar la dieta en un marco de vacaciones incrementará su estrés y le generará problemas de salud.