La alegría y el color de las comparsas motivan a recorrer el suelo argentino durante enero y febrero. Hoy te proponemos viajar a Santa Fe y descubrir un festejo que ha sido declarado de Interés Turístico Provincial.

En época veraniega, mucha gente organiza escapadas a lugares con fama de ofrecer los mejores espectáculos antes, durante y después del feriado de Carnaval. Gualeguaychú y Corrientes, en este marco, son los destinos más elegidos por la popularidad que han alcanzado a escala nacional, pero no son los únicos.

En la provincia de Santa Fe, por ejemplo, te espera la ciudad de Sastre para cautivarte con los increíbles corsos que le dan prestigio a la región. La jornada inaugural, según trascendió, tendrá lugar el 27 de enero, mientras que el pintoresco evento se retomará el 3 y el 12 de febrero próximos con todo el esplendor de la comparsa Penambí Berá, una agrupación que, desde hace más de cinco décadas, le da un toque distintivo a estas celebraciones y tiene como hábito reciclar sus trajes para mostrar siempre una vestimenta distinta sin tener que invertir fortunas.

En relación a esta compañía que para esta edición consiguió la inscripción de 150 chicos dentro de la categoría Junior, de cuarenta músicos y cerca de ochenta adultos para conformar el cuerpo de pasistas es importante resaltar que, por su costumbre de darle protagonismo a temas de samba brasileño, consiguió que se bauticen a los carnavales de Sastre como “cariocas”.

El programa de 2018 incluye además las presentaciones de Tropicalmente Desarmado, Bam Band, Dale Q’ Va, Grupo Trinidad, Camoleteros, Santi Bonancea, Los Aré Puré y La Barra.

Por la trayectoria de esta cita cultural y la renovación que promete para este nuevo año de reuniones populares, vale la pena instalarse por unos días en Sastre, conocer sus atractivos y dejarse sorprender por la alegría de su pueblo. En la capital santafesina del Carnaval ya está todo listo para dar inicio, en poco tiempo más, a la edición 2018: solo falta tu presencia para vivir a pleno este acontecimiento que, en la provincia, ya es un suceso de interés turístico.