En busca de una vida tranquila y en contacto con la naturaleza, el afamado cantante se instaló con su familia en la provincia de Córdoba, donde armó un hogar ecológico.

La actividad que lo sacó del anonimato hace ya décadas y le permite expresarse a través de canciones lo obliga a viajar con frecuencia pero, aún así, Axel ha encontrado su lugar en el mundo en el Valle de Traslasierra, una zona que lo enamoró por su belleza natural y la paz que transmite.

En esta región situada al oeste de la ciudad de Córdoba, la energía se renueva con solo apreciar paisajes rocosos y agrestes y el entretenimiento está asegurado con actividades como la pesca, el remo, los paseos en kayak, las cabalgatas y la práctica de windsurf.

Traslasierra, un rincón argentino que durante todo el año recibe visitantes, cautivó a Axel por el espíritu de pueblo que hay allí, un marco que él consideró ideal para criar a sus hijos en un ámbito de libertad y de contacto directo con las maravillas de la naturaleza.

Poder apreciar el canto de las aves, contemplar la luna y las estrellas y despertarse con los primeros rayos de sol son algunas de las rutinas que el cantautor tiene el privilegio de hacer porque vive en un lugar con grandes ventanales sin rejas. Allí, en una localidad bautizada como Las Rabonas, el ritmo de vida no es acelerado, no existe la contaminación lumínica propia de las grandes ciudades ni el estrés constante que padecen, por ejemplo, los porteños a raíz del tránsito intenso, los bocinazos y la falta de tiempo para el ocio como consecuencia de las obligaciones diarias.

Un termotanque solar, una huerta orgánica, un invernadero, agua que baja de la montaña, puertas con doble contacto para evitar las diferencias de temperatura tanto en invierno como en verano, calefacción a base de leña que se cae de los árboles y recuperación de aguas grises en un humedal que aprovechan para regar sus cultivos son parte del universo que Axel comparte con su esposa y sus tres hijos.

Dejando de lado el fanatismo que puede llevar a más de uno a viajar a Traslasierra para intentar ver de cerca a este cantante, vale la pena tener en cuenta su testimonio y organizar una visita a su lugar en el mundo para ser testigo de las maravillas que atesora esta región cordobesa llamada Las Rabonas, un paraíso que se encuentra a 17 kilómetros al sur de Mina Clavero.